8.11.03

Posted by Pedro Posted on 12:19 p. m. | No comments

Chiste... En el infierno.

Se encuentran George Bush, Tony Blair y José Mari Aznar, en el infierno.

Bush quería saber como estaba el país después de su partida y pidió permiso para usar el teléfono rojo que el Diablo tenía instalado y llamar a los EEUU.

Éste le concedió la autorizaciín y después de hablar durante 2 minutos. El diablo le dijo que el coste de la llamada eran 3 mil dólares, por lo que Bush hizo un cheque.

Al enterarse, Tony Blair quiso hacer lo mismo y llamó a Inglaterra. Por 5 minutos de conversación el diablo le paso una cuenta de 2 mil libras.

José Mari también sintió deseos de llamar a España, para ver como estaban las cosas y habló durante 3 horas."¿Que le debo?" preguntó al terminar, "35 céntimos de euro" dijo el diablo.

Aznar se quedó atónito, pues sabía el coste de las otras llamadas y le preguntó al Diablo por qué a él le era tan barato llamar a España... A lo que el diablo le respondió:

"Mire usted ... Con la reforma del desempleo, el plan hidrológico, la lista de espera sanitaria, las pensiones, los impuestos indirectos, la subida del euro, la nueva regla para calcular la inflación, la inseguridad ciudadana, la ley de calidad de la enseñanza, las subvenciones a los colegios privados, las privatizaciones y la catástrofe del Prestige, España es un infierno y por tanto, es una llamada local"

Categories:

0 comentarios: