5.7.13

Posted by Fran Posted on 1:30 a. m. | No comments

Sakamichi no Apollon

Hoy toca hablar de de uno de los mejores animes de la pasada temporada, y que casi me lo pierdo si no es por nuestro amigo Sergio (ya sabéis que el Guiri es nuestro Gurú del anime), Sakamichi no Apollon, toda una joya.



Sakamichi no Apollon es una historia de amistad (y amores no correspondidos) escritos con notas de jazz. Dirigido por Shinichirō Watanabe, (Cowboy Bebop, Eureka Seven o Samurai Champloo, entre otros) y basado en el manga de Yuki Kodama, la serie nos sitúa en un colegio del Japón de mediados de la década de los 60 -que está emergiendo económicamente tras la ocupación americana- al que es transferido Kaoru Nishimi, un chico inteligente, estudioso y que toca música clásica en el piano, pero que no es capaz de soportar la presión cuando se estresa. Allí conocerá a Ritsuko Mukae una compañera de clase de la que se quedará prendada, y a Sentarō Kawabuchi un chico duro, firme y decidido, considerado por todos como un matón y cuya personalidad es opuesta la de Kaoru.

Ritsuko y Sentarō son amigos de la infancia. Viven casa con casa y Sentarō toca la batería en la parte baja de la tienda de discos del padre de ella, un lugar a donde Ritsuko lleva a Kaoru cuando descubre que toca el piano. Es allí donde Kaoru descubre el jazz, lo que cimentará su amistad con Sentarō. La relación los hará crecer a ambos, Kaoru ganará en seguridad y Sentarō no será más abierto con todos, pero sobre todo los dos conseguirán una amistad única.


El universo de Sakamichi no Apollon tiene más personajes, el padre de Ritsuko que además de la tienda de discos toca el contrabajo, Junichi Katsuragi un universitario al que le une una gran amistad con Sentarō (le llama hermano Jun) y que también toca la trompeta, Yurika Fukahori compañera del colegio de la que Sentarō se enamora, la familia del propio Sentarō, otros compañeros de clase.... todos complementan (y a veces perturban) las vidas de los amigos dándoles dimensión a los personajes.

Tres pequeñas cosas me han llamado la atención de este anime: una es la luz que posee en su animación, que le da una belleza particular; dos, que como comentaba en su post nuestro amigo Sergio el anime cuenta con el patrocinio de Yamaha, de la podréis ver la marca en los instrumentos musicales; y tres, lo bien trabajado que está -aunque sabiendo cómo se las gastan los japoneses no debería sorprenderme- las numerosas portadas de discos de la época, incluyendo la edición japonesa del álbum en vinilo "Please Please Me" de The Beatles. Son pequeños detalles que mejoran el conjunto.



La música, como es lógico, es parte fundamental de la serie y cuenta con la extraordinaria Yōko Kanno (Cowboy Bebop o Ghost In The Shell: Stand Alone Complex entre otras) que recopila e interpreta una serie de clásicos del jazz como por ejemplo "Moaning'" de Art Blakey and The Jazz Messengers, "But Not For Me" de Chet Baker, "Someday My Prince Will Come" de Bill Evans Trio, "Sings Lullabies of Birdland" de Chris Connor o "My Favorite Things" de John Coltrane con la letra que originariamente cantaba Julie Andrews (Todas son las originales, no las que se pueden escuchar en el anime). Además todos los episodios llevan también el nombre de una canción clásica de jazz.

Termino con un pequeño trailer y con el opening de la serie, que viene a cargo de la cantante de j-pop Yuki.

0 comentarios: