21.11.04

Posted by Pedro Posted on 10:37 p. m. | No comments

3-0 y gracias.

No estuvo mal el partido del siglo Barça - Madrid de este inicio de temporada, el encuentro duró lo que tardó Roberto Carlos (Sí, ese jugador capaz de compatibilizar sus entrenamientos y las salidas nocturnas, y cuando digo "salidas" es en ambos sentidos) en cometer esa pifia monumental (Casillas debió salir porque era el que iba de cara, pero a R.C. se le olvidó tapar al delantero) que dejó el balón amarillo muerto a los pies de Samuel Eto'o para marcar el primer gol del partido, gol que dió la puntilla al Real Madrid, que hasta ese momento había aguantado el pulso con el Barça. A lo de Roberto Carlos ya deberíamos estar acostumbrados, lleva dos años sin darse un paseo por el campo contrario y sin desbordar a su oponente, últimamente solo hace más que hablar y hablar fuera del campo, dentro de él no es ni la sombra de lo que fuera en otra época y no vale la excusa de que ha perdido velocidad. A partir de ahí un "soberano baño" de los jugadores azulgranas que se hicieron fuertes en la principal virtud de la que carece el Madrid, el juego colectivo. Dos goles más pusieron el definitivo 3-0 y gracias a que el Barcelona prefirió controlar el partido y no irse a machacar que sino a estas alturas estaría hablando de una goleada histórica.

Se pueden buscar muchas excusas, las más absurdas son las del balón amarillo, que el Barça es el equipo del gobierno o que el árbitro no estuvo a la altura, pero la pura verdad es que el Madrid es un equipo de almas errantes sin ganas de sacrificarse por el equipo, un cementerio de elefantes con balones de oro y así no hay manera. O espabilan en el Madrid (sobre todo los directivos) o voy a tener que seguir disfrutando con el juego del Barça como lo llevo haciendo toda la temporada, eso sí siempre seguiré siendo del Madrid, aunque se haya convertido en un máquina... de vender camisetas.

Esta ha sido la visión que un madridista como yo ha tenido del partido del sábado pasado. Madridista, sí, pero también realista (No de la Real Sociedad).

Una cosa más, CATALONIA IS SPAIN aunque el realizador televisivo de TV3 piense lo contrario.

Categories:

0 comentarios: